Servidor DNS-Cache

Todos conocemos lo que es una URL (uniform resource locator) y que se usa para nombrar recursos en Internet para su localización o identificación, como por ejemplo documentos textuales, imágenes, videos, presentaciones digitales, etc.

Para hacer uso de las URL’s necesitamos un sistema de nombres de dominio (DNS). El DNS es una base de datos distribuida y jerárquica que almacena información asociada a nombres de dominio en redes como Internet. Aunque como base de datos el DNS es capaz de asociar diferentes tipos de información a cada nombre, los usos más comunes son la asignación de nombres de dominio a direcciones IP y la localización de los servidores de correo electrónico de cada dominio.
La asignación de nombres a direcciones IP es ciertamente la función más conocida de los protocolos DNS. Por ejemplo, si la dirección IP del sitio FTP de prox.mx es 200.64.128.4, la mayoría de la gente llega a este equipo especificando ftp.prox.mx y no la dirección IP. Además de ser más fácil de recordar, el nombre es más fiable. La dirección numérica podría cambiar por muchas razones, sin que tenga que cambiar el nombre.

La mayoría de usuarios domésticos utilizan como servidor DNS el proporcionado por el proveedor de servicios de Internet. La dirección de estos servidores puede ser configurada de forma manual o automática mediante DHCP. En otros casos, los administradores de red tienen configurados sus propios servidores DNS.

En cualquier caso, los servidores DNS que reciben la petición, buscan en primer lugar si disponen de la respuesta en la memoria caché. Si es así, sirven la respuesta; en caso contrario, iniciarían la búsqueda de manera recursiva. Una vez encontrada la respuesta, el servidor DNS guardará el resultado en su memoria caché para futuros usos y devuelve el resultado.
Tomando en cuenta que los exploradores web por lo general no guardan esta información de manera permanente y que por el contrario al solicitar entrar a una pagina Web  a través de la URL este tendrá que consultar al DNS para obtener la ip y comunicarse con el host, lo que lleva unos cuantos segundos cada vez que se requiera acceder a la misma URL, por lo que seria de lógica configurar un pequeño servidor de dominios en nuestro equipo para que este guarde en su cache las URL que se vayan resolviendo y de esta manera dar una experiencia mas rápida al navegar en internet.
Para esto podemos usar dnsmasq, que es un servidor (DNS, DHCP) muy ligero que tiene un efecto colateral; además de funcionar como servidor DNS para tu red local (gracias a que lee el archivo /etc/hosts) y poder resolver los nombres asignados a tus equipos, también hace de servidor DNS caché, es decir almacena las IPs consultadas para no tener que repetir la consulta cuando vuelven a pedirse.
A continuación como podemos instalar y configurar dnsmasq en debian:

1. Instalamos el paquete dnsmasq de los repositorios.

# apt-get install dnsmasq

2. Copiamos /etc/resolv.conf como /etc/resolv.dnsmasq.conf

$ sudo cp /etc/resolv.conf /etc/resolv.dnsmasq.conf

3. Editamos /etc/resolv.conf

$ sudo gedit /etc/resolv.conf

Y añadimos la siguiente línea al principio del archivo:

nameserver 127.0.0.1

y reiniciamos el servicio

# /etc/init.d/dnsmasq restart

Con esto ya debería funcionar.

Para confirmar que esta funcionando:

$ dig google.co.ve

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s